Nanosatélites o la revolución definitiva de la logística

Ordenadores, teléfonos, relojes, coches, electrodomésticos, prendas de ropa y un -casi- infinito etcétera. Nos adentramos en la era del todo conectado, pese a que aún quede un largo camino por delante para que la conexión a gran escala sea global y asequible para todos. Hasta el punto de que se calcula que solo el 10% de la superficie terrestre tiene cobertura móvil, mientras el 90% restante es un auténtico desierto de conectividad.

Y si cuando se habla del internet de las cosas uno suele pensar inmediatamente en los sectores más recientes y disruptivos, lo cierto es que otros más tradicionales pero no menos desarrollados desde un punto de vista tecnológico, como es el logístico, será uno de los campos de actividad más beneficiados. Ya que la apuesta por la innovación y por la transformación digital permitirá una mejora de la operativa en infraestructuras, almacenes, flotas de transportes, así como en todo lo que en el sector se conoce como la última milla en los repartos, en un momento de auge del e-commerce que requiere engrasar la cadena de suministro para evitar roturas de stock y que los consumidores tengan lo que quieren, cuando quieren.

Es más, de acuerdo a los datos que se barajan, si bien el IoT no es nuevo en la logística, con 20.000 millones de dispositivos conectados ya en uso en todo el mundo, su verdadera revolución no ha hecho más que comenzar. Sea como fuere, ya existen compañías tecnológicas como Sateliot dedicadas exclusivamente a hacer más accesibles sus aplicaciones.

En el caso concreto de esta compañía, lo permitirá desde el mismísimo espacio, como si de una película futurista se tratara: a partir de una constelación de nanosatélites, de unos 12 kilogramos de peso, que orbitarán a unos 500 kilómetros de la Tierra  y que funcionarán como torres de telefonía desde las alturas ofreciendo cobertura al 100% del territorio y allí donde actualmente las redes terrestres no llegan.

La industria de la logística y el transporte se convertirá, por tanto, en un gran inversor en estos avances –se considera que en 2025, solo las compañías marítimas destinarán una media anual de más de dos millones de dólares en soluciones IoT–. Y un ejemplo práctico y sencillo de esta inversión serán los contenedores inteligentes.

“La industria de la logística y el transporte se convertirá, por tanto, en un gran inversor en estos avances. Se calcula que en 2025, solo las compañías marítimas destinarán una media anual de más de dos millones de dólares en soluciones IoT”

Sateliot hará posible la extensión del IoT a todo el territorio, de manera que se podrán instalar sensores dentro y fuera de los contenedores para recopilar una infinidad de datos durante su tránsito, como la humedad de la carga, su temperatura, los niveles de oxígeno, si hay o no presencia de humo o incluso intentos de apertura… Unos datos que podrán ser analizados por la empresa que envía la mercancía, por las intermediarias o por la misma tripulación del barco en el que viajan.

De esta forma, se podrá actuar en remoto sobre contenedores frigoríficos o avisar a la tripulación para su hipotética reparación o sustitución, localizar intentos de robo al momento de manipular el precinto o abortar conatos de incendio al detectar señales de presencia de humo entre otras múltiples acciones.

Del mismo modo, esta tecnología servirá para hacer un seguimiento exhaustivo de los contenedores, tanto en ruta como en el caso de posibles caídas al mar. Y ello permitirá reducir los costes significativamente al minimizar los importes de las pólizas de seguros que incluyen robo, saqueo, fuego o daños producidos por el calor y que suelen ser muy elevadas –se calcula que el 70% de las compañías que adoptan soluciones IoT han contemplado este gasto como uno de los que les han impulsado a adoptar esta tecnología–, también al dejar de perder mercancía perecedera por fallos en los motores de refrigeración o al poder recuperar contenedores caídos al agua o extraviados en otros puertos por error.

Asimismo, los buques podrán incluso emplear el IoT para el mantenimiento de su maquinaria detectando las averías incluso antes de que se produzcan, utilizando sus soluciones para monitorizar el consumo de combustible y ajustarlo así de manera más eficiente, provocando igualmente un descenso muy significativo en sus costes.

En definitiva, la monitorización de la logística en cualquier momento y lugar y a precios asequibles será clave para la mejora y eficiencia en los procesos, para la autonomía de los dispositivos o incluso para una predicción exacta de la demanda que permitirá mayores capacidades a menores costes, con la rentabilidad que ello tendrá para todas las empresas del sector.

Porque si el viaje hacia el futuro de la logística, cada día más inteligente, ya ha comenzado; los nanosatélites irán a bordo, trazando la hoja de ruta a seguir.

Fuente: http://elvigia.com/nanosatelites-o-la-revolucion-definitiva-del-sector-de-la-logistica/

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.